Five Horse Johnson – Fat Black Pussy Cat

Fat Black Pussycat Cover

1. Lightning When I Need
2. Fly Back Home
3. So Low
4. She Don’t Know
5. Sermons In The Yard
6. Say We Can
7. Bleachin’ Bones
8. Climb Right Through
9. I Cried
10. Dead Language

Ahora que dispongo de un poco de tiempo aprovecho para actualizar el blog con este disco que descubrí hace unos meses y que me dejó una estupenda sensación, tanto es así que ya tiene entrada en este blog de “música selecta”.

Five Horse Johnson se forman en 1995 en… ¿Toledo? Sí, pero no el de aquí, sino el de Ohio, a unos cuantos miles de kilómetros, y aunque al principio tenían la idea de llamarse Four Horsemen of The Apocalypse, debieron pensar que era pasarse un poquillo y rebajaron un poco la maldad implícita del nombre.

Como ellos mismos cuentan, su objetivo en principio era convertirse en una banda de Blues, y ya entonces sabían que encontrarían la típica objeción de “blancos y haciendo blues, pfff”, pero como ellos tenían claro que el Blues es del que lo quiere hacer y como lo quiere hacer, allá que se fueron a patearse su tierra natal haciendo conciertos. Y con unos resultados muy buenos, como demuestra este su segundo disco y que está repleto de respetables canciones.
En el momento de sacarlo a la calle (Smallstone Recordings, 2000), y aunque he encontrado información algo contradictoria al respecto, parece ser que teníamos a Eric Oblander como vocalista (algo de arpa también), Phil Durr en una de las guitarras, Brad Coffin en la otra guitarra y marcándose los coros, Steve Smith en el bajo y (aquí es donde no está muy clara la cosa) a la batería Tim Gahagan.

Su estilo es una mezcla de buen blues rock, puntillo southern manifiesto, aunque son apreciados también por la comunidad stoner por detalles que hacen que se noten sus largas giras en camioneta con los Clutch como acompañantes (sobretodo en sus últimos discos, y algo menos en éste). Y es que a estos chicos nada les va más que un buen concierto regado con abundantes tragos de licor, cerveza y todo los que se les ponga por delante y el público encendido pidiendo más de los que ellos dan, que no es poco oiga (y si no probad a bajaros el estupendo directo de “Blues for Henry…”).

Estas 10 canciones son un derroche de guitarreo del bueno, una armónica del Demonio, reminiscencias de la América profunda por doquier y enormes ganas de pasárselo bien. A destacar el hidden-track Dead Language y She Don’t Know, aunque todo el disco es de una vez, eso os lo garantizo.

¡Disfrutadlo!

PD: Os conmino a que visitéis el MySpace de estos señores, y le echéis un vistazo a sus influencias…¡por si alguien no lo tenía claro!

Escucha “Lightning When I Need”:

Down – Over the Under

Bueno, a pesar de que tenía planeado un post con otro artista, la consumada adquisición de este, el último de los Down, por mi parte, me ha obligado a hacer un comentario al respecto:

Down - Over The Under cover
1. Three Suns and one Star
2. The Path
3. N.O.D.
4. I Scream
5. On March the Saints
6. Never Try
7. Mourn
8. Beneath the Tides
9. His Majesty the Desert
10. Pillamyd
11. In the Thrall of it All
12. Nothing in Return (Walk Away)

Estos 12 temazos, más un bonus track, titulado Invest in Fear comprenden lo nuevo de estos chicos que con tres discos (vamos y con el primero) han conseguido robarme el corazón y que me postre ante ellos por las cosas que me remueven internamente.

Down son una banda que surgió como la alternativa de sus integrantes a sus respectivas bandas principales: Phil Anselmo, ex-vocalista de Pantera, que tenía a sus Superjoint Ritual; Peeper Keenan, vocalista y guitarrista de Corrosion of Conformity; Kirk Windstein, que aportaba voces y guitarra a Crowbar; Rex Brown ex-bajista de Pantera que colaboraba esporádicamente en varios proyectos; y Jimmy Bower, que colaboraba en Crowbar con la batería y con la guitarra en Superjoint Ritual y Eyehategod.Su primer disco, NOLA (1995, Elektra Records) ya era más que una declaración de intenciones y el segundo A Bustle in your Hedgerow(2002, Elektra Records) nos confirmaba lo que ya sabíamos: que Down tenían mucho que ofrecernos.
Sin embargo, hasta este tercer disco, y como los propios músicos han confesado, Down no era la prioridad de todos ellos, y eso, señores, se nota.Dureza y contundencia de guitarras se mezcla inusitadamente bien con los tintes sureños propios de esta banda de Nueva Orleans, que responde al desastre sufrido por su ciudad natal debido al paso del huracán Katrina en 2005, con un montón de buenos riffs y estrofas, y como siempre, con las crípticas letras de Anselmo.

Sin embargo no faltan toques doom e incluso psicodélicos si me apuras, como por ejemplo en Nothing in Return (Walk Away), una de las canciones que más me ha llamado la atención del disco. No falta un tema dedicado al desastre On March the Saints e incluso uno inspirado en la muerte de Dimebag Darrel, compañero de fatigas en Pantera de Phil, que se traduce en Mourn.

El grupo está pletórico durante todo el disco, Anselmo canta mejor que nunca, y es quizá eso lo que hace que me bailen mariposas en el estómago durante los trece temas. No tengo remedio, un buen cantante siempre hace que se me salga el corazón del pecho cuando lo oigo.

No se que más decir salvo que si aún no conocéis a este magnífico grupo, o no habéis tenido la oportunidad de escuchar su último trabajo…¡que hacéis leyendo esta asquerosidad de post en lugar de buscando la manera de hacerlo!

Yo no he podido resistirlo, y ya ocupa un lugar en mi estantería…

Escucha “On March The Saints”:

Astroqueen – Into Submission

Into Submission Cover

1. Landslide
2. Out Of Ths World
3. Superhuman God
4. Brain Phase Voyage
5. Rufus Jr.
6. Planet Dust
7. The Sonic Ride
8. Soul Burner
9. I Go To Sleep
10. Serve The Sun
11. Lua Vermelha

Astroqueen es un grupo originario de Stenungsund (Suecia), una localidad cercana a la musicalmente famosa ciudad de Gothenburg. El nacimiento del grupo se sitúa en 1998, y, tras varias demos, canciones incluidas en recopilatorios y conciertos, en 2001 lanzaron su único disco de larga duración hasta la fecha, precisamente este “Into Submission”.

El sonido de este disco se puede etiquetar fácilmente en lo que se suele llamar stoner rock o desert rock. Es decir, son canciones en las que se observa una gran presencia de guitarras distorionadas y riffs pesados, influenciados por el hard rock y la psicodelia de los años 70. En general, las canciones son atmosféricas pero directas, acercándose en mi opinión al sonido de grupos como Monster Magnet y. en menor medida, a las de los “creadores” del género Kyuss.

Se trata de un disco muy bien cohesionado, donde las canciones no destacan especialmente unas por encima de otras, pero que tampoco se hace repetitivo, más bien al contrario, una vez terminado dan ganas (al menos a mi) de escucharlo de nuevo enseguida.

Creo que la música de Astroqueen no decepcionará a los aficionados a este subgenero musical del rock, que, en caso de no conocer a este grupo, deberían añadirlo a sus favoritos. Y para los que no conozcan demasiado de este estilo, es una buena forma de comenzar a escucharlo, ya que, como he dicho antes, se trata de canciones directas que invitan a repetir.

Parece ser que el grupo se separó en 2004 (un tiempo muerto, según su página de myspace), y sus integrantes se han dedicado desde entonces a otros proyectos musicales, así que, en espera de una hipotética reunión, debemos conformarnos con este puñado de canciones que hacen viajar por el espacio con ese estilo cósmico y pesado característico.

Para el que quiera escuchar algo más de este efímero grupo, puede buscar las canciones incluidas en su demo Themes from the Magic Ocean o en un disco grabado conjuntamente con la banda argentina Buffalo, que se titula simplemente Astroqueen Vs. Buffalo.

Escucha “Landslide”: